El Moncada en el amor y la fraternidad de todos los cubanos

“Era la mañana de la Santa Ana, mañana de julio pintada de rosa”, como escribiera el poeta Jesús Orta Ruiz, cuando, bajo la guía de Fidel, 131 combatientes con un arrojo que aún emociona, partió desde la Granjita Siboney, a tan solo unos kilómetros de la ciudad de Santiago de Cuba, para asaltar el Cuartel Moncada, el segundo de importancia de la tiranía batistiana.

Convertir los reveses en victoria

Mayabeque, Cuba: “El Moncada nos enseñó a convertir los reveses en victorias”, así se pronunciaba nuestro eterno Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, sobre los hechos del 26 de julio de 1953, cuando un grupo de jóvenes revolucionarios cansados de las injusticias vividas por el pueblo cubano, decidió que era el momento para reiniciar la llama que prendieron nuestros mambises en las guerras insurrectas.

Custom HTML