La bella durmiente de Madruga

Pan de Matanzas y Loma del Palenque
Pan de Matanzas y Loma del Palenque

El encuentro de las dos culturas o de las tres, que no tuvo mucho de amistoso, en tanto significó la imposición de una de ellas por encima de las otras, e incluso, la eliminación de buena parte de estas, no pudo impedir sin embargo, la permanencia de algunos elementos aborígenes en la cultura cubana.

Ejemplo abundan en nuestra manera de hablar, reflejados en la obra de Fray Ramón Pané, Relaciones acerca de las antigüedades de los indios o a los libros de Samuel Feijoo, Mitos y leyendas en Las Villas y Mitología Cubana.

Lo esencial es cómo esos elementos aborígenes han ido pasando de generación en generación, mezclándose con otros mitos de origen europeo o africano. Tal es el caso de la Bella Durmiente de Madruga.

Según investigaciones arqueológicas del grupo Espeleoarqueológico Copey de Madruga, este municipio mayabequense posee una fuerte presencia aborigen. Lo prueba además el nombre de varios lugares de su territorio, como Bija (barrio rural), árbol relativamente numeroso en nuestros campos; Biajacas (río que corre por la zona de Cayajabos, el conocido pez de agua dulce); Cayajabos (otro barrio rural), semilla que vulgarmente es conocida como mate, Copey (barrio urbano de Madruga), árbol tradicional de nuestro pueblo. Y así otros muchos.

Junto a los mencionados toponímicos ha sobrevivido la leyenda de Baiguana, que muchos tenemos el gusto de trasmitir a los lectores.

Cuentan que era una india tan bella que enloquecía a los hombres, al punto de que estos dejaban de sembrar, cazar, pescar…Preocupado el cacique Maguana, fue al río Jibacabuya a pedirle consejo a la boca de agua del Dios Murciélago, quien le regaló un pescado mágico para que se lo brindara a Baiguana. Cuando ella lo comió, se recostó y se quedó dormida frente a su bohío bajo la luna llena.

Allí quedó para siempre Baiguana convertida en montaña. Se trata de la majestuosa loma del Pan de Matanzas, la cual junto a la de Palenque -que pertenece a Madruga- al ser vista desde lejos recuerdan a una mujer dormida.

0 0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML