Las infecciones respiratorias agudas pueden enmascarar el Covid-19

Las infecciones respiratorias agudas (IRAS), son enfermedades producidas por virus y bacterias
Las infecciones respiratorias agudas (IRAS), son enfermedades producidas por virus y bacterias. Foto. Archivo

Mayabeque, Cuba: Les invito a reflexionar sobre las infecciones respiratorias agudas, conocidas como IRAS por sus siglas en español, enfermedades que son producidas por virus y bacterias que afectan el sistema respiratorio.

COVID-19 e IRAS,  ¿Cómo saber si es una o la otra?, ¿Qué medidas se pueden tomar? ¿Qué orientó el  Ministerio de Salud Pública respecto a esta enfermedades?. Vamos en busca de las respuestas.

Las infecciones respiratorias agudas son infecciones causadas por virus o bacterias que afectan el sistema respiratorio produciendo una serie de signos y síntomas de gran variabilidad, por lo que se hace difícil su prevención y control.

En relación al tiempo de duración se reportan por lo general entre 3 y 8 semanas. En Cuba se prefiere considerar una media de 3.

Estas afecciones se clasifican en altas y bajas teniendo en cuenta su localización anatómica, es decir, por encima y por debajo de la laringe. Las altas afectan nariz, nasofaringe y orofaringe mientras las bajas a la laringe, la epiglotis, la tráquea, los bronquios, bronquiolos y alveolos.

También se clasifican en  complicadas y no complicadas. Los agentes causales más frecuentes de las IRAS altas son los virus y en las IRAS bajas las  bacterias.

Por su importancia en cuanto a la relación con la actual epidemia nos referiremos a las IRAS altas, pues al ser muy semejantes los síntomas, se hace difícil el diagnóstico diferencial.

La mayoría de las infecciones de las vías respiratorias altas transcurren con las siguientes manifestaciones clínicas: congestión nasal, dolor o enrojecimiento de la garganta, dolores en todo el cuerpo, puede haber o no fiebre, así como aumento de la frecuencia respiratoria.

Ahora las características clínicas más frecuentes del COVID-19 son: fiebre, cansancio, tos seca, dolores en todo el cuerpo, congestión nasal, rinorea, dolor de garganta, falta de aire y como es sabido el paciente puede estar asintomático, estando ya infestado.

Como podemos observar los síntomas son muy parecidos y ambas entidades pueden evolucionar a enfermedades respiratorias complicadas y letales pero en el caso del COVID-19 afecta a otros órganos y sistemas por lo que aumenta el peligro para la vida del paciente. (adm)

0 0 0
Ledy Iruela Fernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML