Una fobia que no quiere acabar

Día Mundial de lucha contra la homofobia, la transfobia y la bifobia. Foto: Radio Cumayagua.

Ayer escuché una vez más el mal chiste que un día popularizó en un show un humorista cubano: ¡A mí que no me feliciten por el 17 de mayo, porque no sé si es por ser guajiro o por homosexual! Y créame que utilicé el término homosexual, porque la persona que repitió la burla fue mucho más grosera.

Sin tapujos, ni reservas, hay que reconocer que una parte de la sociedad cubana sigue siendo homofóbica y para muchos ser homosexual deviene en aberración incluso hasta para los propios miembros de la familia.

Pongamos un ejemplo tan sencillo y usted estará de acuerdo conmigo. El programa “Vivir del cuento”, el estelar humorístico de la televisión cubana y el conflicto permanente entre los personajes de Ruperto e Isidoro, tío y sobrino.

Es un espacio que con tal de mantener el “chiste”, mantiene los complejos, estereotipos y el rechazo hacia su sobrino homosexual. Me pregunto entonces: ¿siendo uno de los programas de mayor audiencia de la televisión cubana, por qué el equipo de realización no da un giro en ese conflicto familiar y cambia la situación; por qué Ruperto no acepta de una vez a su sobrino Isidoro y los escritores y el elenco buscan otras peripecias dramáticas para pensar y hacer nuevos chistes y enredos entre los personajes?

Hay que tener en cuenta que muchos de los telespectadores son menores de edad, y al ver esas escenas en la pequeña pantalla lunes tras lunes, se puede mantener esa actitud homofóbica. Y que conste que nada tengo en contra del espacio televisivo, porque muchas emisiones las han dedicado a las fechas del 17 de mayo y de la comunidad LGTBI, en Cuba; pero repito, de mantenerse la trama entre tío y sobrino, muy poco se podrá avanzar; y las situaciones y las formas de pensar, sí se pueden cambiar.

El 17 de mayo se celebra el Día Mundial de lucha contra la homofobia, la transfobia, y la bifobia; fecha que cada año llama a concientizar a la población a la no discriminación por la preferencia sexual, y aboga por la aceptación.

Como toda fobia, hace daño y lacera en muchos casos los estilos de vida de hombres y mujeres.

Es necesario conocer que la homofobia es el rechazo constante de personas heterosexuales a otras que son homosexuales o bisexuales.

La transfobia, por su parte: es toda conducta y actitud negativa hacia las personas transgénero o transexuales; y la Bifobia también evidencia el odio, la aversión o discriminación contra la bisexualidad y las personas de la comunidad LGBTI bisexuales, o que se perciben a sí mismas como bisexuales.

Este año la jornada por el Día Mundial de lucha contra la homofobia, la transfobia, y la bifobia, se desarrolla bajo el lema: ¡Juntos: resistiendo, apoyando, sanando!

Y de eso se trata precisamente esta lucha constante en todo el orbe a favor de la equidad, porque no son unos y otros, tampoco de grupos a favor o en contra. El mensaje es resistir ante rechazo, apoyar desde la familia, las culturas y la sociedad, y sanarse de todo perjuicio.

Como versa la canción de Juanes: ¡Es tiempo de cambiar! (BSH)

0 0 0
Yuniel Rodríguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML