Jesús Menéndez Larrondo, el general de las cañas

El General de las cañas.
El General de las cañas. Foto: Archivo

Mayabeque, Cuba: Encrucijada parió héroes a la Patria, y uno de ellos es Jesús Menéndez Larrondo, a quien apenas 37 años le bastaron para ganar la sobrevida y permanecer en el corazón, la consciencia y la acción de los azucareros cubanos.

Nació el 14 de diciembre de 1911 descendiente de una familia de mambises, su infancia estuvo marcada por la injusticia y el desamparo social en una época oscura de la historia cubana. Huérfano de madre tuvo que abandonar los estudios y ponerse a trabajar para ayudar en el hogar.

Con 14 años enfrentó la dura faena de los cortes de caña y ya con 17 era obrero del central Constancia. Pronto se convirtió en defensor de los trabajadores azucareros y en un luchador incansable contra la burguesía y el imperialismo.

Fundó junto a Lázaro Peña en 1939 la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) desde donde afianzó su liderazgo sindical y logró conquistas para el gremio. Destacan entre ellas el diferencial azucarero, la caja de retiro azucarero, la cláusula de garantía, el pago de horas extras y la higienización de los bateyes, entre otras de carácter social.

Su ejemplo de vida resultó incompatible con los gobiernos serviles y entreguistas de la Cuba de la primera mitad del pasado siglo y la orden de asesinarlo no se hizo esperar. Fue el capitán de la guardia rural Joaquín Casillas quien cumplió la cobarde misión el 22 de enero de 1945 en Manzanillo.

Pero como dijera José Martí: «la muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida». Jesús Menéndez sigue desafiando el tiempo, es presencia viva entre los azucareros y todos los cubanos. En los campos las cañas se mantienen firmes al paso de su general.(adm).

0 0 0
Maria Amalia Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML