Reina Estrella Valdés: Gloria del Deporte Cubano

Reina Estrella Valdés Hernández, Gloria del Deporte Cubano. Foto: Cortesía del autor.

Mayabeque, Cuba: De los numerosos atletas que ostentan la distinción de Gloria del Deporte Cubano en la actual provincia de Mayabeque, Reina Estrella Valdés Hernández logró relevancia en la gimnasia artística durante la década de los años 70 e inicios de los 80.

Nació el 31 de mayo de 1960 en la finca La Filomena, de Batabanó. Desconocía el deporte, pero antes de cumplir cuatro años de edad en sus juegos realizaba movimientos y ejercicios que requerían de la elasticidad necesaria para la gimnastica.

Antes de cumplir ocho años una prima residente en La Habana visitó su hogar y al ver los ejercicios que realizaba en sus juegos, se percató de las condiciones naturales y sugirió a los padres llevarla a un gimnasio de la capital para que le realizaran pruebas de aptitudes para la gimnástica.

En diciembre de 1968, asistieron a una instalación capitalina donde la niña demostró sus facultades ante técnicas de la especialidad que la aprobaron y a la gimnasia artística cubana le nació una Estrella.

Pocos meses después era alumna de la EIDE habanera en El Comodoro y participó en los VIII Juegos Nacionales Escolares, donde su equipo logró medalla de bronce.

Durante los años siguientes continuó su participación en las olimpiadas de los escolares cubanos excepto en 1971. Sus principales resultados los alcanzó en los ejercicios en la viga de equilibrio, aparato en el que logró las actuaciones más relevantes a lo largo de toda su carrera deportiva.

En aquellas lides escolares acaparó numerosas preseas individuales y por colectivos, entre ellas el título de campeona individual en su aparato preferido, resultados que después repitió en varias ocasiones al pasar a la categoría juvenil.

Promovida a la Escuela Nacional de Gimnástica, los especialistas escogieron a varias niñas para crear un grupo experimental, que debió cumplir un intenso programa especial de preparación física con la inclusión de coreografía; del grupo solo fueron escogidas cuatro de las participantes para integrar la Preselección Nacional de Gimnasia Artística, entre ellas la pequeña de Batabanó.

El ascenso de Estrella a la élite cubana de ese deporte fue vertiginoso. Desde entonces estuvo presente en todos los certámenes nacionales de primera categoría. En varias ediciones subió al podio de premiaciones individuales como monarca.

Asistió a los Juegos Juveniles de la Amistad en los primeros años de la década de los70, celebrados en Rumanía, Alemania y República Popular de Corea. En esa nación asiática en 1975, entre 17 delegaciones las cubanitas finalizaron octavas.

Con solo 14 años de edad integró la delegación de nuestro país a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de República Dominicana en 1974; allí fue escogida junto a su coequipera Orisel Martínez, para escoltar a Alberto Juantorena, portador de nuestra Enseña Nacional en el desfile inaugural de aquella cita multideportiva.

En Quisqueya la gimnasia artística cubana ganó la presea de oro. Cuatro años después volvió a la cita centro caribeña de Medellín, Colombia y se adjudicó plata en la justa individual en viga de equilibrio y el oro por equipos.

De aquellos juegos Estrella recuerda: Al regresar, nos ofrecieron una recepción con presencia del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz quien saludaba a todos los atletas…. Al verme puso la mano en mi cabeza y dijo: ¿Tú eres la muchachita de Batabanó?… ¿Y cómo de ese pueblito salió una gimnasta?

En 1975 participó por primera vez en el tradicional torneo Riga- Moscú; poco después en la ciudad rusa de Shaskasov, las cubanitas realizaban entrenamientos de altura y allí Estrella celebró sus 15 años.

Fue protagonista en los VII Juegos Panamericanos de México donde las cubanitas ganaron plata por equipos. Su trayectoria internacional incluye giras por Europa en eventos eliminatorios para los juegos olímpicos de Montreal 76 y Moscú 80.

Incursionó por segunda vez en el torneo Riga-Moscú de 1977, también compitió en Bulgaria y Checoslovaquia. En Cuba se adjudicó medallas de oro en dos ediciones del torneo Internacional Moncada, ambas en la viga de equilibrio.

En los últimos años de esa década sufrió algunas lesiones que la sacaron temporalmente de algunas importantes competencias, pero su voluntad y deseos de mantenerse en la élite la hicieron recuperarse y volver a planos estelares; se presentó al campeonato nacional élite de 1981 en Pinar del Río y conquistó tres medallas individuales entre ellas la de segunda máxima acumuladora.

Tras esa brillante actuación decidió poner punto final a su extenso historial deportivo de doce años. Durante algunos años laboró como entrenadora en su natal Batabanó. El Torneo Moncada celebrado San José de las Lajas fue escenario de la ceremonia oficial de su retiro.

En 1981 se convirtió en Árbitro Nacional y cuatro años después logró la categoría internacional. Arbitró en lides nacionales de todas las categorías y a nivel internacional lo hizo en Bulgaria y los Juegos Panamericanos en Santiago de Cuba.

Licenciada en Cultura Física y Deportes en 1991. Laboró algún tiempo con la preselección nacional en la Escuela de Gimnástica. En 2002 inició colaboración de dos años como entrenadora en Venezuela y entre 2009 al1012 como metodóloga de Alto Rendimiento.

Actualmente es metodóloga del Sistema Competitivo en Batabanó. Reina Estrella Valdés Hernández, es Gloria del Deporte Cubano y fue condecorada con las medallas Mártires de Barbados y Rafael María de Mendive. (BSH)

0 0 0
Ibrahim González Contreras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML