Cuidarnos y cuidar a los demás ante un virus fuera de control

Por ahora se vale cuidarnos y cuidar a los nuestros. Foto: Juventud Rebelde

Cuidarnos y cuidar a los demás es una premisa fundamental para preservar la vida en tiempos de pandemia, sin embargo, un grupo de personas nada despreciable continúa sin entender que el virus del Sars- cov 2 y su nueva cepa están fuera de control.

Cada día en el país, se incrementa el número de casos positivos, ahora con énfasis en niños, adolescentes y jóvenes, pero todo indica que hacen caso omiso al cumplimiento de las medidas higiénico- sanitarias, el uso correcto del nasobuco, el distanciamiento social, y la aplicación de sustancias desinfectantes, entre otras que muchas personas conocen, pero aun no cumplen a cabalidad.

Es cierto que el miedo asecha, pero quien no ha vivido de cerca experiencias amargas relacionadas con la Covid-19 no le da importancia para mantener a sus hijos en casa. No se trata de estar aburridos y querer salir a jugar a los escondidos porque el que busca siempre encuentra.

Así los he visto por el boulevard, en Leguina, el Reparto, en barrios detrás del Hospital General, y otros lugares donde creen que no los ven.

Sin embargo, hay quienes desde su portal aprecian la situación, otros los llaman a capitulo, pero: ¿sus familiares dónde están?

¿Por qué permiten que jueguen fuera de sus viviendas tratando de que el virus se encargue de hacerles pasar malos ratos que pueden costarles la vida o dejar secuelas?

Luego aparecen el miedo, la incertidumbre, y el dilema de que Raulito lo venía a buscar, Amanda la llamaba por la ventana para salir a un mandado, Tere y su primo bajo el cuidado de sus abuelos para que los padres trabajen también salían escabullidos mientras los ancianos dormían la siesta, en fin, el caso no se reduce a buscar un culpable en medio de la situación.

Se trata de no provocar el daño, de cuidarse y cuidar a los demás. De ganar en responsabilidad, mantener la disciplina, y evitar la propagación del virus.

No están exentas de contagiarse con la Covid -19 las embarazadas, o las paridas que salen a la calle con el bebé, no solo a consultas médicas, las he visto amamantar a los pequeños en bancos del parque, también hacen colas en tiendas donde existe aglomeración de personas, no tienen en cuenta el distanciamiento físico, e incumplen otras medidas higiénico sanitarias.

En tiempos en los que el virus se apodera del mundo como nunca imaginamos, nuevas cepas son identificadas y los científicos e investigadores trabajan incansablemente en la obtención de vacunas, no podemos esperar que esta sea la solución inmediata ante un virus fuera de control, por ahora se vale cuidarnos y cuidar a los nuestros. (IVP)

0 0 0
Indira La O Herrera

Periodista en Radio Mayabeque

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML