Esperanza Pérez García rompió los prejuicios

Esperanza Pérez García, ejemplo de mujer. Foto: Autora.

Mayabeque, Cuba: La tez cobriza, los grandes ojos y la sonrisa perenne delatan su origen, obra de esa mezcla maravillosa de aborigen, africano y español.

A las frutas del caney del inolvidable compositor Félix B Caignet,  nos recuerda esta mujer llegada también de la zona más oriental de Cuba, hace ya 20 años orgullo de ser la única con una responsabilidad como la que desempeña.

Esperanza Pérez García, rompió los prejuicios y decidió luchar por sus sueños.

Lo mismo enfundada en su ropa de trabajo, atendiendo las áreas de la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) La Julia, que dirige, o las demandas de su comunidad o su responsabilidad como miembro del secretariado nacional de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), o luciendo un bonito vestido en las sesiones de la Asamblea del Poder Popular, de la cual es delegada, nos acerca al decir martiano… “Esta mujer cubana, tan bella, tan heroica, tan abnegada, flor para amar, estrella para mirar, coraza para resistir”. (BSH)

0 0 0
Olga Lidia Gómez Ramos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Custom HTML